Henry Spencer Martes, 9 septiembre 2014

Una entrevista con este Cinéfilo que no está obsesionado con el cine

guillermo

Guille está contento.

Estamos finalizando una fiesta, somos poquitos ya, y Guille les cuenta a todos cómo, por fin, sabe qué es él.
Él no es un cinéfilo -o sea, sí, es un personaje de la serie Los Cinéfilos- pero en la vida real no es una persona obsesionada, apasionada, intensamente curiosa por ver y conocer y reconocer más cine, todos los días, como sí lo somos muchos de nosotros.

Yo le he dicho que es un cinemero, es decir, un aficionado al cine, y se ha emocionado.

Dice que por fin ya sabe lo que es en la vida, y ya tiene una respuesta para Bruno, Gonzalo (los directores de Los Cinéfilos) y Manuel cuando estos los joden de que “no sabe nada de cine”, burlándose amistosamente de él.

Guille está siendo divertido y contando algunas anécdotas graciosas a los 4 gatos que quedamos en la fiesta.

Me dice que debo ir visitarlos, a grabar algo al departamento que comparte con Manuel, que es su room mate en la vida real.

Yo acepto encantado.

De pronto, como la imagen más fuerte que tengo de él, y de Manuel, es de las conversas que grabamos en mi casa -porque yo las grabo, edito, trepo a Youtube y reviso una vez subidas- me digo a mí mismo “Oye, verdad. Guille y Manuel son Manuel y Guille de Los Cinéfilos, no? Qué paja”.

Y volteo y le cuento a Amanda y Amanda se ríe.

Es bonito gustar o admirar o tener tanta simpatía por la personalidad y trabajo de las personas y que estas cualidades le ganen por completo a la imagen que en la parte frontal de nuestro cerebro tenemos de ellos como actores, artistas, personajes.

Nos vamos de la fiesta y el señor de la barra nos cuenta que, del paquete que adquirí para la fiesta, nos quedan 30 cervezas para consumir cualquier otro día que regresemos al restaurante.

And we´ll be back!

Mira el episodio 017 de #LaHabitacion007 con Guillermo Castañeda:

Secured By miniOrange